Sesiones individuales para adultos, en sala o en domicilio

 

piano-801707_1920

 ¿Estás realizando un proceso de autoconocimiento y deseas mejorar la conexión con la parte más profunda de tu ser? 
¿Tienes momentos en los que te sientes desbordada/o por las circunstancias de la vida?
¿Sientes angustia, tristeza, o te desbordan las emociones con frecuencia?
¿Padeces alguna enfermedad con dolor crónico y te afecta emocionalmente?

Como parte de nuestro proceso de autoconocimiento a lo largo de la vida, reconocer nuestras emociones nos brinda la posibilidad de tomar perspectiva de nuestra forma de reaccionar ante el mundo que nos rodea, de poder acceder a los motivos profundos que nos impulsan a sentir y actuar como lo hacemos, y así regularnos emocionalmente para sentir mayor bienestar. La música es una herramienta muy potente para poder acceder directamente a nuestras emociones. A través de la voz, del empleo de la percusión y otros instrumentos musicales (aunque no tengamos conocimientos de música), podemos acceder a estados de conciencia que nos faciliten sentir y comprender, para así alcanzar mayor paz interior

Ofrezco la posibilidad de realizar sesiones individuales en sala insonorizada o en domicilio en las que puedo acompañarte en ese proceso de conocimiento para lograr mayor paz interior. Las sesiones tienen una duración de aproximadamente 2 horas, se plantean a modo de viaje, en el que se pasa por distintas etapas, con el fin de lograr relajación, descarga emocional y trabajo con síntomas como el dolor, además de una mayor conciencia emocional para abordar situaciones que preocupan a la persona.

 

 

 

Durante la sesión, se exponen las inquietudes con las que se acude a la misma, y desde ahí se van planteando dinámicas musicales con percusión, voz y movimiento, para facilitar la descarga emocional, la conciencia y la relajación. También se alternan momentos verbales donde se comparten las visualizaciones, emociones y sensaciones corporales que van surgiendo (el objetivo es aumentar la conciencia corporal), con momentos de improvisación instrumental (teclado, percusión) con acompañamiento musical por parte del facilitador (teclado, guitarra, violín, percusión, voz), que facilitan la afluencia de emociones, recuerdos y sensaciones físicas que puedan ser compartidos, liberados y gestionados para que la persona pueda alcanzar un estado de serenidad y bienestar. Una gran parte de estas dinámicas se realizan con ojos cerrados para facilitar un estado no ordinario de conciencia y menos control mental, que permita la integración de las experiencias vividas. También se pueden emplear otras técnicas, como EMDR (eye movement desensitization and reprocessing = desensibilización y reprocesamiento mediante movimientos oculares) y tapping, para facilitar el procesamiento de recuerdos con alto contenido emocional.